“Figuras ocultas”, de Margot Lee Shetterly

Detrás de algunas de las misiones espaciales más reconocidas de la Historia y de algunos importantes avances en el campo de la aeronáutica, hubo un grupo de mujeres armadas con calculadoras y lápices que llevaron al hombre a la Luna y mejoraron los sistemas de vuelo. Es el momento de darles a estas matemáticas, físicas e ingenieras el lugar de honor que merecen.

Esta es una de las reseñas que más ilusión me ha hecho escribir y publicar en el blog. Y es que “Figuras ocultas” ha sido una de las lecturas más especiales que he hecho, no ya en lo que llevamos de 2019, sino en toda mi vida. Eso, partiendo de la base de que ya conocía la historia porque vi la película el año pasado. Pero, incluso así, este libro ha conseguido engancharme y me ha emocionado como hacía mucho que no me pasaba.

En una de las solapas del libro aparece una pequeña biografía de la autora, Margot Lee Shetterly. Ella es periodista e investigadora independiente y trabaja con los archivos de las mujeres afroamericanas que trabajaron en la NASA y en su antecesora, la NACA. Y, además, toda esta historia le toca de cerca, ya que su padre también fue ingeniero allí y trabajó con algunas de las protagonistas de este libro. De hecho, y del hecho de que la Historia tienda a ignorar a las mujeres y, en especial, a las mujeres negras, nace este ensayo.

Aunque el libro me ha encantado, creo que es justo decir que puede resultar una lectura no demasiado fácil, sobre todo si no estás acostumbrado/a a este género. Y es que van apareciendo fechas, nombres e, incluso, detalles técnicos sobre el trabajo de las protagonistas o sobre aeronáutica. Además, como es lógico, no hay diálogos para agilizar la lectura. Pero, por contra, la autora ha organizado los capítulos de forma que las historias de las diferentes mujeres de las que nos habla se alternen, haciendo más amena la lectura. A eso, añádele que ha conseguido transmitir, a través de su narración, el respeto y la admiración que siente hacia ellas. Así que una cosa “compensa” a la otra.

Algo muy interesante es cómo la autora entremezcla la historia de estas mujeres, desde casi su nacimiento hasta el final de sus carreras, con el contexto histórico, político y social en el que vivieron. Esto ayuda a entender mejor el valor de lo que consiguieron. Y es que estas mujeres no solo luchaban contra los prejuicios y las leyes racistas que tenían que soportar a diario, sino que también tenían que enfrentarse al machismo de la época. Porque es probable que nadie haya sufrido nunca tanta discriminación como las mujeres negras. Pero, afortunadamente, eso no fue suficiente para frenarlas y hoy día, gracias a la labor de personas como Margot, se han convertido en un ejemplo para millones de niñas y adolescentes a las que, por razón de raza y sexo, todavía se les quiere negar un futuro.

Son muchas las mujeres que llegaron y revolucionaron el trabajo en la NACA y, posteriormente, en la NASA. Sin embargo, este libro se centra en tres de ellas: Dorothy Vaughan, Mary Jackson y Katherine Johnson. Las tres empezaron como computistas gracias a sus extraordinarias habilidades con los números, pero fueron dando forma a sus carreras profesionales, abriéndose paso por caminos que, a priori, no les estaban permitidos. Y así, Dorothy se convirtió en la primera mujer afroamericana al cargo de un grupo dentro de la NACA (y la NASA) y en una experta en lenguaje de programación FORTRAN; Mary fue la primera ingeniera negra de la NASA (ingeniera aeroespacial) y Katherine fue una pieza clave en el éxito del Proyecto Mercury y de la misión del Apolo 11 en su viaje a la luna en 1969. Emociona solo de pensarlo.

Hace dos años, se estrenó una película con el mismo título, inspirada en este libro. Evidentemente, no aporta toda la información que puedes encontrar en él, ya que “solo” dura 127 minutos. Pero lo cierto es que merece mucho la pena verla. No solo por la historia que cuenta y porque nos descubre a estas tres excepcionales mujeres, sino también por las interpretaciones de las actrices protagonistas: Octavia Spencer como Dorothy Vaughan, Janelle Monáe como Mary Jacson y Taraji P. Henson como Katherine Johnson. Todas ellas fueron nominadas a diferentes premios por sus actuaciones y no es para menos. Así que si crees que esta lectura puede resultarte algo difícil, anímate con la película.

Resumiendo… “Figuras ocultas” es un libro que te engancha y te emociona a pesar de que pueda parecer algo “denso”. Una historia que hay que conocer. Un bonito homenaje a tres mujeres excepcionales y a todas las compañeras junto a las que trabajaron. Merece la pena, de verdad.

Un comentario en ““Figuras ocultas”, de Margot Lee Shetterly

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s